Y, además, cobarde

Esconderse detrás de sus subordinados y esquivarla ley es lo último que puede hacer un líder

José María Carrascal
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Se escondió no sólo detrás del Defensor del Pueblo catalán, sino también de sus consellers, autorizándoles a poner el lazo en sus departamentos. Se agazapó incluso tras sus funcionarios, permitiéndoles ponerlo en la ventana más próxima a su mesa. Todo para terminar haciendo lo que le había ordenado la Junta Electoral Central, pero poniendo encima del lazo amarillo otro blanco con brochazo rojo y el mismo mensaje al lado. Igual que en otros edificios de la Generalitat. Aquel capitán araña, que embarcaba a la tripulación mientras él se quedaba en tierra, era un aprendiz de simulador comparado con el no sabemos todavía si es president de la Generalitat o sólo un suplente suyo. El número que acaba de montar Quim

José María CarrascalJosé María CarrascalArticulista de OpiniónJosé María Carrascal