El voto útil

Ya nadie aspira a convencer al votante de que hay una causa proporcionada que permite forzar la conciencia

Juan Manuel de Prada
Actualizado:

Me causan gran perplejidad los debates que se han suscitado en torno al llamado «voto útil». Antaño estos debates estaban ligados a una cuestión moral peliaguda, la del mal menor, que puede hacer aconsejable -mediando causa proporcionada- renunciar a lo que en conciencia consideramos bueno, optando por lo que solamente es menos malo, para impedir un mal mayor. Pero en la coyuntura presente, a los ojos de cualquier conciencia rectamente formada, no existe tal «causa proporcionada».

Cuando Pablo Casado y el doctor Sánchez hacen llamamientos al voto útil para «frenar» al adversario me provocan gran hilaridad. Pues, como nos enseña Chesterton, la labor de los progresistas es cometer errores; mientras que la labor de los conservadores es evitar que los

Juan Manuel de PradaJuan Manuel de PradaEscritorJuan Manuel de Prada