El voto fronterizo

Con sus contradicciones y errores de perspectiva, Cs se ha metido en la línea de fuego como un corzo en una montería

Ignacio Camacho
Actualizado:

Existe en Ciudadanos una sensación patente de acoso bipartidista, de haberse convertido en la pieza a cobrar de una cacería. La gente de Rivera trata de apretar filas en una clásica maniobra de cohesión reactiva que intenta rearmar a sus militantes a partir de la rebeldía contra su condición de víctimas. La batida es real, objetiva, y obedece a la codicia que su voto fronterizo, basculante, carente de la firmeza afectiva o emocional de las viejas siglas, despierta en una campaña tan reñida. Pero es el propio partido naranja el que con sus contradicciones y su falta de perspectiva se ha metido en la línea de fuego de los tiradores como un corzo desorientado en una montería. Desde la moción

Ignacio CamachoIgnacio CamachoArticulista de OpiniónIgnacio Camacho