Tribuna Abierta

Vindicación de la filosofía

«La Filosofía no debe verse instrumentalizada por ideólogos e interesados oportunistas, resueltos a usarla como caballo de Troya de lo políticamente correcto, de las consignas populistas o individualistas o de fanatismos revestidos con su capa de cordero»

Actualizado:

Acaba de anunciarse a bombo y platillo un acuerdo en favor de la obligatoriedad de la enseñanza de la Filosofía en nuestras aulas escolares de los últimos cursos. Este anuncio supone un buen augurio, entre tanta sinrazón y mediocridad. Para saludar sus balbuceantes pasos exponemos, aquí, algunos argumentos en pro de la conveniencia de un planteamiento aquilatado de lo filosófico entre nosotros.

Primero, advirtamos que no debería tratarse tanto de enseñar unas u otras ideas filosóficas particulares, de acuerdo al albur de las respectivas preferencias de nuestros representantes políticos, ya sean estas más platónicas o aristotélicas, más idealistas o realistas, etc. Sobre todo, hay que enseñar y aprender a filosofar. Pensadores españoles como López Quintás insisten en la urgencia de