Vinculados y diferentes

Lo que impide en España la unión de sus pueblos no son los perfiles propios, sino la ausencia de un ideal común

Juan Manuel de Prada
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Se ha planteado en fechas recientes una amago de disputa en el seno de la derecha, a propósito de si deben tener o no «perfil propio» en el País Vasco, o si por el contrario deben ofrecer una imagen sin fisuras, envueltos todos en la bandera o mortaja del «libres e iguales» que preconiza la lideresa Cashetana, que en un pispás ha convertido a los pipiolos Pablito y Teodorín en sus perritos caniches.

Nos enseñaba Unamuno (que tal vez supiese un poquito más del alma española que la lideresa Cashetana), que «la integración viene después de la diferenciación». Y a renglón seguido, afirmaba: «Yo amo a la patria común con el amor ideal de un espíritu que busca la armonía,

Juan Manuel de PradaJuan Manuel de PradaEscritorJuan Manuel de Prada