Villaseca no se moja... por ahora

POR CRESOSI no lo repitió diez veces... El consejero delegado de Gas Natural

POR CRESO
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

SI no lo repitió diez veces... El consejero delegado de Gas Natural, Rafael Villaseca, reiteró hasta la saciedad -esta semana, ante la prensa, y tras presentar los resultados del ejercicio pasado de la compañía- que no está contactando, ni negociando, ni en conversaciones con nadie con el objetivo de participar en el asalto a Iberdrola, o lo que es lo mismo, para formar parte, en primera línea de fuego, de la actual reordenación del sector. Unas veces lo negó, otras veces lo evitó, y otras, lo tapó con datos y planes: «nuestros planes siguen siendo crecer de forma orgánica».

Pues bien. No convenció. ¿A nadie? Quizás a algunos, pero al mercado, no. A lo mejor no era ni el lugar ni el momento adecuado para desvelar otros planes que no sean ceñirse a los incluidos en su estrategia para el periodo 2004-2008. Las elecciones están ya más que a la vuelta de la esquina y no conviene hablar sobre el asunto. Enemistades, las menos, por si acaso. Pero lo que Villaseca no puede borrar de un plumazo, aunque se empeñe, son los rumores de los que están ahí, detrás de todo, esperando un movimiento corporativo que tenga como protagonista, si no principal, sí secundario, a Gas Natural. Los inversores, operadores y demás. Muchos siguen pensando a pies juntillas que la gasista es uno de los socios potenciales de ACS, con Unión Fenosa como cabeza visible, ya que sería la gran beneficiada, puesto que se «quedaría» con los activos de la eléctrica presidida por Ignacio S. Galán, Iberdrola.

El propio presidente de Unión Fenosa, Pedro López Jiménez, no lo ha descartado. Más bien todo lo contrario. Tras 25 años de relación profesional mano a mano con Florentino Pérez, presidente de ACS, Jiménez ha dicho ser «pareja estable» de Pérez. Por ello, no dudó al afirmar respecto a la posibilidad de que acompañe también en esta ocasión al máximo responsable de ACS en su viaje en la pugna por Iberdrola, que su compañía tendrá un papel «importante» en el sector energético español «pase lo que pase», y que ACS tiene capacidad para hacerlo. A buen entendedor...

Pero, rizando el rizo, no pierdan de vista otra posibilidad. La francesa Suez pudiera perfectamente vender la participación que posee en Gas Natural a Criteria, el holding de la Caixa que preside Ricardo Fornesa, y ésta a su vez le venda a Suez la participación que posee en Agbar. Un interesado intercambio de «cromos» que no deja de tener su particular sentido. En cualquier caso ¿«a la tercera irá la vencida» o no habrá dos sin tres»?

De nuevo, Bhavnani La banca mediana no se está comportando precisamente mal en Bolsa. Y es que algunos ven detrás de su recuperación algún que otro rumor, que, una vez más, tiene como protagonista principal al empresario Ramchad Bhavnani. En cualquier caso, muchos inversores tienen ya posiciones cerradas en estas entidades de cara a que el financiero indio decida invertir el dinerito recién obtenido por la venta del 14,99% de su participación en Bankinter a Credit Agricole. Ya hay apuestas, y muchos coinciden en que Bhavnani se hará con un 5% de un paquete accionarial de algún banco de tamaño medio, como Sabadell, Popular y Pastor.

Sin embargo, otro de los sectores en el que parece que puede desembarcar es en el inmobiliario. Sí, a pesar de la crisis, o precisamente por eso, para sacar más tajada cuando vuelvan las vacas gordas. En eso es un experto el inversor indio. Renta Corporación ha sido, y sigue siendo, una de sus elegidas. De hecho, ya tiene su sillón reservado entre los consejeros. Pero también hay otra gran inmobiliaria en la que «el señor Ram», como suelen llamarle, ha mostrado mucho interés y donde podría desembarcar próximamente. De hecho, ya picoteó en su accionariado el pasado mes de diciembre. En cuanto cobre de Crédit Agricole lo sabremos.

Ferrovial manda en Habitat Poco ha tardado Ferrovial en volver a tomar la gestión de Habitat, la quinta promotora española que el pasado miércoles estuvo a punto de entrar en suspensión de pagos. Le salvó la campana, como a los boxeadores que se arrastran por el cuadrilátero después de una gran paliza. En este caso, el que se ha llevado todos los golpes ha sido el actual presidente de la promotora, Bruno Figueras, ya que ninguno de los 39 bancos acreedores, a los que adeuda 1.586 millones de euros, le quiere al frente de la compañía. Serán esos bancos, y sobre todo Ferrovial, quien decida cuál será el nuevo consejero delegado de Habitat, y será Ferrovial quien supervise la gestión, porque es la que entiende de este negocio. Al sector inmobiliario español han llegado en los últimos años del «boom» un montón de advenedizos que han utilizado el juego de la pirámide para hacerse ricos e intentar pasar la bola de los riesgos al primer banco que pasaba por allí. Pero cuando las cosas vienen mal dadas la balanza se inclina para el otro lado y la bola te puede aplastar, como está ocurriendo ahora.

Bruno Figueras alardeaba el pasado día 20 de tener prácticamente firmada toda la refinanciación, el 21 decía que la habían rubricado casi todos los bancos implicados y el 22 que sólo faltaban seis bancos por firmar. Pero lo cierto es que nadie contactó con Barclays para que se sumara a ese pacto hasta el pasado día 27, cuando faltaban dos horas para que acabara el plazo antes de declarar la suspensión de pagos. Y tan sólo nueve minutos antes de las doce de la mañana, Barclays ponía su firma. ¡Vaya cuajo que tienen algunos negociadores!