Postales

Venezuela, ¡oh dolor! (2)

Si no somos capaces de arreglar nuestros problemas, ¿cómo vamos a arreglar los de los demás?

José María Carrascal
Actualizado:

Les dije ayer que Venezuela es una anomalía: uno de los países más ricos del mundo en el que la gente se muere de hambre, y lo atribuía al chavismo, mezcla de comunismo y populismo que, como las hormigas, muerden los granos en el lugar preciso para que no germinen en sus almacenes subterráneos (la metáfora es de Ortega) impiden el desarrollo de un país por rico que sea. Puede atribuirse a toda la izquierda, incapaz de crear riqueza, todo lo más, de distribuirla, y bastante mal, pues la nomenclatura del régimen se lleva la mayor parte. Así se da la gran y triste paradoja de que en Venezuela falta hoy hasta la gasolina, nadando en petróleo. ¿Cómo se sostiene

José María CarrascalJosé María CarrascalArticulista de OpiniónJosé María Carrascal