El valor de nuestra Constitución

«Hago un llamamiento para que especialmente las generaciones más jóvenes conozcan nuestra norma fundamental y se inspiren de sus principios y valores, que tan lejos nos han traído, para seguir avanzando juntos en la senda trazada por ellos. Porque la fe en la esencia de nuestra Constitución es también la fe en lo mejor de quienes fuimos, de quienes somos y de quienes, esperanzadoramente, seremos»

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Hoy rendimos tributo a la Constitución Española en el cuadragésimo aniversario de su aprobación en referéndum por todos los españoles. Como presidente del Tribunal encargado de defenderla, interpretarla y actualizarla, estimo necesario reflexionar, en esta señalada fecha, sobre el valor de ese texto capital para nuestra convivencia como sociedad y para nuestro proyecto como comunidad política.

Se han loado mucho, y con razón, las virtudes del momento histórico que produjo la Constitución de 1978, y que denominamos la Transición, con T mayúscula, dando así cuenta de la ejemplaridad del cambio. Este exitoso periodo nació, creció y germinó gracias a tres principios esenciales: el diálogo, el consenso y la concordia, que se derivan de la amistad cívica que tanto reclamase Aristóteles,