Vacas

La última novela de Houellebecq: una convincente elegía por Europa

Jon Juaristi
Actualizado:

Hathor (Hut-hor), hija de Ra y esposa de Horus, fue probablemente diosa nutricia y matriarcal en el Egipto predinástico, antes de que Isis le usurpara ambas funciones, lo que es posible que sucediera también en la Grecia arcaica con la pobre Hera, desposeída de aquellas por Artemisa (o sea, por Diana, pues grande era la Diana de los efesios, como se sabe). A Isis y a Diana se las representaba como diosas multimamarias; es decir, cubiertas de tetas. Hathor y Hera, reducidas a esposas de los dioses mayores, y sin nada que hacer en todo el día salvo espiar a sus maridos, se pusieron muy pronto como vacas, y en forma de vaca se mostraban a los mortales: Hathor, con

Jon JuaristiJon JuaristiArticulista de OpiniónJon Juaristi