Unise o perder Navarra y España

La candidatura única pactada entre UPN, PP y Cs, en aras de un interés superior al partidista, muestra el camino a seguir

Isabel San Sebastián
Actualizado:

Vaya por delante una convicción profunda: el voto pertenece en exclusiva al votante, que lo concede, en uso de su libertad, a quien estima oportuno y conveniente. A partir de ahí, existen ciertos asertos comúnmente aceptados que es preciso desmentir, precisamente con el fin de que podamos votar con toda la información necesaria. La primera y principal de esas asunciones erróneas es la célebre «un hombre, un voto». Nada más lejos de la realidad. En virtud de nuestro sistema electoral, el valor de cada sufragio varía sustancialmente dependiendo no solo de dónde se emita, sino también de qué partido sea su destinatario. Y en ese punto estriba el meollo de una cuestión que levanta ampollas, que a mi compañero Ramón

Isabel San SebastiánIsabel San SebastiánArticulista de OpiniónIsabel San Sebastián