Ultras frente a Europa

Juan Pablo Colmenarejo
Actualizado:

La imagen lo tiene todo. Para empezar la hermosura de un edificio, fruto de la fe y de la devoción cristiana, que se mantiene en pie tras el paso de un fuego devorador. Con su solidez y hechura, nos recuerda de dónde venimos en esta Europa zarandeada, entre otros, por aquellos que al otro lado del Sena tratan de tomar París vestidos de amarillo. La prueba de fuego, es lo que hay, la volvieron a pasar ayer los 60.000 policías desplegados por el Gobierno de Macron. Como viene ocurriendo desde hace 23 semanas, los chalecos amarillos, dominados en su mayoría por la extrema derecha entremezclada con grupos de ultraizquierda, acabaron sus protestas haciendo de la capital de Francia, otra vez,

Juan Pablo ColmenarejoJuan Pablo ColmenarejoArticulista de OpiniónJuan Pablo Colmenarejo