Últimos cartuchos

El proceso de opas sobre Endesa está próximo a su final. Todos los actores

POR ÁNGEL LASO D'LOM
Actualizado:

El proceso de opas sobre Endesa está próximo a su final. Todos los actores queman sus últimos cartuchos aunque parece inevitable que E.ON se haga con la mayor eléctrica española, sobre todo, si vuelve a rascarse los bolsillos y sube su oferta de 34.5 euros por encima de los 39 de la cotización.

Gas Natural tiene que decidir el miércoles o el jueves qué hace en la opa, si mejora su oferta inicial, ahora en 25 euros, o la deja como está, o se retira, aunque esto último tendría que comunicárselo a la CNMV antes del viernes, día en que los ofertantes tienen que poner en sobre cerrado sus mejoras. Todo indica, que aunque sigan existiendo corrientes dentro de la compañía que quieren seguir adelante, pese a que su máximo accionista, La Caixa, ya ha dejado claros sus deseos de que ya es hora de pasar página, y que si la operación no ha salido, no hay que insistir. Lo han dicho la pasada semana el presidente de la caja, Ricardo Fornesa, y su director general, Isidro Fainé. También el vicepresidente de la gasista y presidente de Repsol, Antonio Brufau, explicó hace días que lo normal es que desistan, aunque culpó a Endesa de haber facilitado una información confidencial a E.ON que ellos no han podido disfrutar, lo que está denunciado en los juzgados y la CNMV. Y por si fuera poco, ayer mismo una exclusiva periodística de La Vanguardia decía que «Gas Natural tira la toalla y abandona la opa sobre Endesa», el aviso a navegantes que faltaba por si alguien pensaba todavía que hay que seguir. Gas Natural es una empresa blindada accionarialmente por La Caixa y Repsol, con un «free-float» muy pequeño, por lo que nunca sería objeto de opas hostiles, de manera que tienen tiempo de lamerse las heridas y a otra cosa.

Queda Acciona para disputar el control de Endesa a los alemanes, aunque Entrecanales, sólo con un 21% de la eléctrica, necesita apoyo accionarial para impedir que se desbloqueen los estatutos de la eléctrica, y no cuenta con el 10% de Caja Madrid. Si no lo logra, tendrá que vender, aunque sea con plusvalías millonarias, aunque insiste en tener todavía un conejo en la chistera.