El turno de los liberales

«Donde los extremos intenten quebrar la convivencia, un liberal blandirá la Constitución y los símbolos que nos unen. Es el papel que nos ha tocado jugar»

Actualizado:

Doce años después del surgimiento de Ciudadanos en Cataluña, el centro político continúa abriéndose paso en toda España y es evidente que no lo hace por casualidad. Los votantes confían cada vez menos en los viejos partidos. Cada vez más ciudadanos huyen de las viejas recetas del siglo XX para demandar políticas públicas realistas e innovadoras capaces de afrontar los desafíos del siglo XXI. Del mismo modo, existe también una demanda creciente de políticos que sean capaces de dialogar en lugar de sembrar miedo, de construir en lugar de destruir y de liderar las mayorías necesarias para poner en marcha las grandes reformas que siguen pendientes en nuestro país. Tanto en España como en Europa sobran políticos obsesionados con mirarse