Una raya en el agua

Truenos de agosto

Una recesión se anuncia con eco de cañonazos. La cuestión clave es si la política los va a escuchar o preferirá ignorarlos

Ignacio Camacho
Actualizado:

Muchas de las últimas grandes crisis de las últimas décadas se han incubado durante los traicioneros meses de verano, cuando una gran parte del mundo occidental se va de vacaciones en la alegre confianza de que nada cambiará en su ausencia del trabajo. Grave error. Para comprobarlo no hace falta leer «Los cañones de agosto», el libro en que Bárbara Tuchman relató el insensato clima eufórico con que los europeos creían que la primera Gran Guerra duraría un rato: basta recordar lo que sucedió en la tempestad bursátil de final del siglo XX o en la hecatombe financiera de hace once años. Muchas decisiones cruciales de la alta economía se gestan durante el período estival mientras la mayoría de las

Ignacio CamachoIgnacio CamachoArticulista de OpiniónIgnacio Camacho