Cambio de guardia

La trampa de las palabras

¿Puede hablarse de una «izquierda fascista»? Se puede. Históricamente

Gabriel Albiac
Actualizado:

Tan peligrosas son las evidencias… Sánchez e Iglesias han sacado a pasear una de ellas. La de un hogar común, al que ambos dan el mismo nombre: «izquierda». Y esa palabra viene a tomar función sagrada: dice el mandato de recomponer lo originario. Y, culminada la ruta del progreso, alumbrar el amable reino de una fraternidad sin conflictos ni rencores: un paraíso en tierra, valga el tópico. Es una mitología perseverante y triste. Y, a la larga, catastrófica, como acaban por serlo las leyendas doradas que acunan el desasosiego de este mamífero hablante que somos: animal siempre asomado al abismo de su paradoja. La que dejó cristalizada un pensador del XVII: «no deseamos algo porque lo juzguemos bueno, sino que

Gabriel AlbiacGabriel AlbiacArticulista de OpiniónGabriel Albiac