Visto y no visto

Trabajar

El horror de la socialdemocracia alemana al descubrir que el derechismo es un fenómeno propio de «adultos que trabajan»

Ignacio Ruiz-Quintano
Actualizado:

«No trabajéis jamás», fue una pintada del mayo francés, y la socialdemocracia supone la consagración de la primavera… del 68.

Pero ahora me entero por un amigo de que lo que queda de la socialdemocracia alemana descubre con horror que el derechismo se da, y va en aumento, entre «adultos que trabajan y pagan impuestos», para susto de Herr Klopp, un alemán que entrena al Liverpool y veranea en Ibiza y que dice que él jamás votará a «la derecha, porque baja los impuestos».

Que los trabajadores son de derechas lo sabe en España todo aquél que haya metido en casa a un obrero, pero en Alemania han tenido que recurrir, para verificarlo, a Herr Krüger, de la Oficina Central

Ignacio Ruiz-QuintanoIgnacio Ruiz-QuintanoArticulista de OpiniónIgnacio Ruiz-Quintano