Tontos de capirote

Vivimos una intolerancia patosa que no toca sólo la religión, se expande a cualquier idiotez

Rosa Belmonte
Actualizado:

Si leo cursiladas como que la montaña se tragó a Julen me da el mismo patatús que si leo de los nazarenos que son «especialistas en maquillar sus sombras ocultas tras un capirote». O que las procesiones son «un espectáculo tenebroso rescatado de la historia medieval». O «un desfile de vanidad y rancio populismo cultural, con los grandes hombres inflados de autoestima piadosa a punto de reventar». Autoestima piadosa a punto de reventar, madre mía. Eso es, ya saben, de un viejo artículo de la ahora consejera andaluza de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación. Peor es ser consejera de Conciliación que poner verde la Semana Santa. Pero sólo se ha disculpado por esto. ¿Y por qué te tiene que gustar

Rosa BelmonteRosa BelmonteArticulista de OpiniónRosa Belmonte