Todo era mentira menos su vileza

El pasado viernes María Sevilla, esa gran defensora de la «infancia libre», era detenida por la Policía Nacional y puesta a disposición judicial. Porque todo en ella era mentira menos su vileza

Álvaro Martínez
Actualizado:

María Sevilla se paseaba por los parlamentos de España presentando iniciativas de protección a la infancia, tan benéfica ella que organizaba o respaldaba cualquier manifestación para el mencionado fin, siempre desde la perspectiva «progresista» y la óptica del feminismo, con un inevitable tufillo de androfobia en sus declaraciones. Rodeada de cuatro diputadas de Podemos, por ejemplo, registró en 2017 en el Congreso una batería de preguntas al Gobierno del PP en las que venía a criticar la dejadez del Ejecutivo en esta materia. Con ellas se retrató al pie de los leones de las Cortes, dando lecciones las cinco de cuáles deberían ser los derechos de los chavales, sobre todo «para evitar que sean víctimas de injusticias y violencias varias»

Álvaro MartínezÁlvaro MartínezRedactor jefeÁlvaro Martínez