Proverbios morales

Ternera

La figura de Urrutikoetxea, amortizada y mortal, sólo tendría valor por lo que sabe (y no contará)

Jon Juaristi
Actualizado:

Durante los años en que José Antonio Urrutikoetxea, alias «Josu Ternera», ejerció como miembro electo del Parlamento Autónomo Vasco, los políticos y diputados de la oposición constitucionalista llevaban escolta. Ternera, no. Yo mismo, que era por entonces un profesor de universidad sin militancia política, exactamente como ahora, tenía que ir a mis clases acompañado por tres funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía. A pocas calles de la Facultad donde yo enseñaba Filología Hispánica, protegido por unas personas que debían ocultar su condición profesional cuando regresaban a sus casas para evitar ser asesinados por los esbirros de Ternera, este asistía cómodamente a las sesiones parlamentarias y a las reuniones de la Comisión de Derechos Humanos, cobrando un sueldo bastante mayor que

Jon JuaristiJon JuaristiArticulista de OpiniónJon Juaristi