Horizonte

Tercermundismo en el Reino de España

Cada día casi dos trenes con origen o destino Cantabria ven interrumpido su trayecto

Ramón Pérez-Maura
Actualizado:

Oviedo y Santander están a 195 kilómetros. Una distancia idónea para ser cubierta en tren. Pero eso no siempre es posible. El pasado martes, el tren llegó a la estación de Llanes, a 109 de la capital asturiana y 86 de su destino y allí se quedó. ¿Se había cortado la vía por algún desprendimiento? ¿Se había estropeado la máquina? Ambas son causas que interrumpen el tráfico ferroviario en Cantabria con frecuencia. Pero esta vez la causa era otra más propia de la Venezuela de Maduro: el tren se había quedado sin combustible diésel. Los trenes hoy son en su mayoría eléctricos, pero hay tramos de vía que siguen sin contar con esa energía y los ferrocarriles deben circular empleando

Ramón Pérez-MauraRamón Pérez-MauraArticulista de OpiniónRamón Pérez-Maura