ETA teme a Francia

Actualizado:

ETA decidió en una reciente asamblea descartar la comisión de atentados premeditados en Francia. Su pretensión es evitar un mayor acoso de las fuerzas de seguridad galas contra su estructura en ese país. Sin embargo, es muy probable que ETA yerre una vez más en sus pronósticos y estrategias. El compromiso de Francia en apoyo de España en su lucha contra ETA es absoluto, y la coordinación entre las policías de uno y otro país mejora con el paso del tiempo. La «táctica» de dar un paso atrás para sacudirse la presión policial francesa puede resultarle útil a ETA, pero sólo en la medida en que acota sus propias posibilidades de cometer errores. Desde luego, no en la medida en la que deba esperarse de Francia una relajación en la lucha antiterrorista. Por contra, la banda sí plantea un recrudecimiento del terrorismo callejero o «kale borroka» con el ánimo de agitar el reconocimiento, por parte de París, de la autonomía de «Iparralde». Será también un intento vano. Hoy, la lucha contra el terrorismo, en todas sus facetas, es una prioridad de los Gobiernos europeos que no se verá alterada por tácticas oportunistas. Menos aún, si quien las pone en marcha son pistoleros.