Tauromaquia, camino de vida

«Debemos intentar abrir nuevos caminos, que no alteren la esencia de la ortodoxia taurina sino que aporten otro contenido emocional a la corrida. Sobre nuestros hombros está depositado todo el peso y la responsabilidad de esta cultura milenaria, que recibimos como herencia de nuestros antepasados. Seamos honestos y leales, pues, con este legado grandioso: con el toro, con el toreo, con la Tauromaquia, en toda su dimensión»

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

MI compromiso con la Fiesta de los toros es absoluto, como corresponde a un matador que ha tenido la fortuna de poder ejercer el toreo en toda su extensión y plenitud, durante tantos años, en todos los países de la tradición común. Siento que jamás haré lo suficiente para devolver a la Fiesta lo que la Fiesta me ha dado desde que, siendo un niño, de la mano de mi abuelo Leandro, me introduje en este mundo increíble.

El toreo no pertenece a nadie, ni a nada, no tiene afiliaciones de ningún tipo: es un bien cultural que recibimos de nuestros mayores y que tenemos la obligación de disfrutarlo y legarlo a las nuevas generaciones en las mejores condiciones posibles.

Creo que no estamos en una época de cambio, no nos confundamos: estamos ante un cambio de época, algo que es distinto y más vertiginoso. Hoy en día, se está poniendo en cuestión la esencia de los valores del ser humano. Todo está en entredicho y todo tiene que volver a encontrar su espacio: la cultura, la sociedad, la religión, el deporte, la música, las relaciones entre las personas, las relaciones con los hijos... Todo está en movimiento, buscando espacios por donde anclar valores nuevos. Eso no lo comprenden unas minorías bisagra que manipulan la verdad para llegar a la perversidad de una realidad imaginaria y revanchista. Incluso se permiten la osadía de pedir un referéndum para jugar con nuestra cultura. Pero la cultura de un pueblo no se decide con unas cuantas papeletas, en una urna. Las culturas nacen y crecen; si tienen que desaparecer, lo harán por sí solas, en el tiempo.