Suprematismo

Carmen Calvo (¡de casta cultural le viene al galgo!) es la Malevich del suprematismo mujeril

Ignacio Ruiz-Quintano
Actualizado:

Carmen Calvo, vicepresidenta del gobierno que nadie votó, lo ha vuelto a hacer:

-Proteger la libertad sexual de las mujeres implica aceptar la verdad de lo que dicen. Las mujeres tienen que ser creídas sí o sí, como en cualquier otro tipo de delito. Las víctimas deben contar con la solidaridad del Estado.

En un país de tertulianos (la «demonarquía» o gobierno de las ranas, que decía Alejandro Sawa), este tuit es poner «negro sobre blanco» la conquista del Estado de Ramiro Ledesma («Exclusiva actuación revolucionaria hasta lograr en España el triunfo del nuevo Estado», es el resumen de su dogmática) por las Calvo.

Calvo (¡de casta cultural le viene al galgo!) es la Malevich del suprematismo mujeril en esta

Ignacio Ruiz-QuintanoIgnacio Ruiz-QuintanoArticulista de OpiniónIgnacio Ruiz-Quintano