Editorial ABC

Sumando para una alternativa

La directiva del PP ha solicitado el registro de la marca España Suma y sus variantes para todas las Comunidades

Actualizado:

El Partido Popular sigue adelante con su idea de formar con Ciudadanos coaliciones electorales al estilo de Navarra Suma, cuyos buenos resultados en la Comunidad Foral no se han traducido en un gobierno foralista por la decisión de los socialistas de apoyarse en el frente nacionalista y populista. De hecho, la directiva del PP ha solicitado el registro de la marca España Suma y sus variantes para todas las Comunidades, como mensaje claro a Ciudadanos de que el camino correcto para el centro-derecha es la propuesta de candidaturas conjuntas en las futuras elecciones. El planteamiento del PP tiene pleno sentido político, pero su eficacia también está vinculada a elegir con acierto los tiempos para desarrollarlo, sin precipitaciones que hagan que la suma dé cero o negativo. Mientras Ciudadanos perciba esta propuesta como una oferta de disolución en las siglas del PP, la coalición electoral no será posible. El partido naranja necesita asentarse en las coaliciones de gobierno que ha formado -la última de ellas en la Comunidad de Madrid- y despejar, en el sentido que sea, las dudas internas sobre el liderazgo de Albert Rivera.

La dispersión del voto del centro-derecha ha beneficiado al PSOE y a sus aliados. Este dato parece incuestionable, pero como la aritmética no siempre es un criterio determinante en las decisiones políticas, Cs se resiste a la fórmula «suma» con el PP. En todo caso, la tendencia natural del centro-derecha debería consistir en una estrategia de reencuentro, que, además, se ve animada por un análisis realista de la situación: el PP ha resistido el asalto de Cs y ha recuperado voto de Vox, confirmándose como la formación que debe liderar la oposición al Gobierno socialista, si es que éste llega a formarse en algún momento. Hay un retorno incipiente al bipartidismo, sin la hegemonía de antaño para PP y PSOE, pero suficiente para que partidos como Vox y Cs vayan asumiendo que sigue habiendo una bolsa de votos de centro-derecha más fuerte cuanto más unida.