Una solución para Cataluña

La cuestión catalana no se va solucionar con la mera aplicación de leyes

Juan Manuel de Prada
Actualizado:

Una encuesta publicada por ABC la semana pasada probaba que los españoles perciben el desafío independentista como el gran reto político del momento; y que demandan a las facciones políticas en liza una solución que lo desactive.

Pero, si algo nos probaron los recientes testimonios de Rajoy y de sus ministros ante el Tribunal Supremo, es la extrema debilidad política con la que el Gobierno tuvo entonces que enfrentar el órdago. En primer lugar, porque aquel Gobierno se hallaba en minoría parlamentaria; en segundo lugar, porque los instrumentos legales de los que se dispuso se revelaron insuficientes y tardíos. La cruda verdad es que nuestro ordenamiento jurídico no estaba preparado para afrontar un desafío secesionista, que ni siquiera se menciona

Juan Manuel de PradaJuan Manuel de PradaEscritorJuan Manuel de Prada