El sitio de los golpistas

Atentar contra la unidad de España, como hizo la cúpula de la Generalitat, ha de ser normalizado como inocente atavismo de un pueblo que en días de fiesta sabe disfrutar a lo grande para contárselo al mundo

Jesús Lillo
Actualizado:

Lo que pasa en Cataluña se queda en Cataluña. No es el eslogan del tráiler de «Resacón en Lloret de Mar», sino el argumento de la defensa de los imputados por el golpe separatista para quitarse de en medio al Tribunal Supremo y trasladar el juicio a Barcelona. Según su versión, aquello no pasó de ser una cosa de andar por casa, una muestra de localismo que entre tractores, pantallas gigantes y alcaldes engorilados se queda en el folclore de cada uno, en una desinhibida exhibición de cultura regional, como el que quema un contenedor para hacerse unos calçots. Ante el juez Manuel Marchena y durante la vista de los artículos de previo pronunciamiento celebrada ayer en el Supremo, los

Jesús LilloJesús LilloRedactorJesús Lillo