Postales

La sima

Que nadie espere de Biarritz una solución a los grandes problemas que nos aquejan

José María Carrascal
Actualizado:

Más que una cumbre, lo que hay en Biarritz es una sima, un agujero negro al que han ido a parar todas las desavenencias, conflictos, resquemores y pugnas entre las grandes potencias. No sé por qué los antisistema se han molestado en acudir, porque los reunidos se bastan y sobran para mostrar al mundo que no van a arreglar ninguno de los problemas que le afligen. Aunque también es verdad que esos chicos y chicas si no salen con sus pancartas, pedradas y quema de contenedores consideran que han perdido el tiempo. Pero esta vez les han ganado la mano los reunidos: nunca ha quedado tan de manifiesto la desunión, el desafecto e incluso desgarro en las altas esferas como

José María CarrascalJosé María CarrascalArticulista de OpiniónJosé María Carrascal