Selfies funerarios

En la política pop sólo cuentan los significantes publicitarios. Postureo, «swing» electoral y vámonos que nos vamos

Ignacio Camacho
Actualizado:

«Ni vivimos del pasado ni damoscuerda al recuerdo»

(Gabriel Celaya)

Aquellos versos de Celaya los cantaba Paco Ibáñez mucho antes de formar parte de la comitiva del Falcon, cuando enfrentarse a Franco entrañaba bastante más peligro que el intento de desenterrarlo. Era un tiempo en que la libertad pasaba por librarse del lastre del pasado. Eso fue lo que consiguió la Transición con su ahora denostado pacto, que el adanismo refundador de la nueva progresía considera un fracaso. Inmersa en la clásica melancolía de lo no vivido, la izquierda actual se reivindica a sí misma en la idealización del legado republicano, ignorando las páginas doloridas de aquel Azaña desolado a cuya tumba peregrina Sánchez para hacerse selfies de turismo funerario.

Ignacio CamachoIgnacio CamachoArticulista de OpiniónIgnacio Camacho