Sánchez, sin remedio

Agustín Pery
Actualizado:

Mediador-ra. Persona que media. Hasta aquí la sucinta definición de la RAE a lo que el Gobierno del funambulismo dialéctico no acaba de bautizar. Qué, quién, para qué... Les confieso que no tengo ni la más remota idea. ¿Un mediador para Cataluña? No es lo que nos faltaba por ver porque el tiempo que el doctor Sánchez siga en La Moncloa nos dará para sorprendernos, indignarnos, lamentarnos y, en mi caso, sentirme absolutamente desfondado miles de veces más.

Hay que ser muy patán, muy trilero, muy loco, muy temerario o la combinación explosiva de todos los calificativos que ustedes quieran reseñar, para defender lo que no deja de ser una desvergüenza, un inmenso error de consecuencias sospecho que funestas. Nunca

Agustín PeryAgustín PeryDirector AdjuntoAgustín Pery