Sánchez no puede escaparse vivo

Casado y Rivera tienen el deber de impedir que el candidato socialista gane en las urnas engañando a los españoles

Isabel San Sebastián
Actualizado:

El debate de esta noche puede dar la vuelta a las encuestas si Pablo Casado y Albert Rivera consiguen mostrar al público la auténtica naturaleza de Sánchez y hasta dónde está dispuesto a llegar. Deben despojar al personaje de su fachada falsaria, dejar al descubierto esa ambición desmedida por la que está dispuesto a traicionar los principios constitucionales sobre los que se asienta España y sacarle la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad, lo cual no es tarea fácil, pero tampoco imposible.

Rivera y Casado tienen una oportunidad acaso única, por más que el martes repitan en otra cadena, al tiempo que una obligación ineludible: la de impedir que el líder socialista derrotado, que pactó su

Isabel San SebastiánIsabel San SebastiánArticulista de OpiniónIsabel San Sebastián