Rodear las urnas

Muchas de las ideas que impone la corrección política están fuera de las urnas, no dentro

Alberto García Reyes
Actualizado:

El Sindicato Andaluz de Trabajadores, cuyo desaliño mental es siempre palpitante, constituye uno de los anacronismos más entrañables de España. Señores con barbas de zamarro asaltando latifundios mientras alzan el puño, con camisas rasgadas de tanto engancharse en los cercados, con las axilas encharcadas y los pañuelos palestinos... (Léase aquí ahora un suspiro nostálgico). Esa reliquia ideológica rural tendría que estar protegida por el Estado, como los edificios antiguos, para garantizar su conservación. Porque el día que se pierda ese vestigio, el día que Diego Cañamero deje de convocar expropiaciones simbólicas de fincas alcachoferas y que Podemos pierda esos diputados que hablan con faltas de ortografía, el progreso habrá devastado nuestra identidad. Por eso resulta tan romántica la convocatoria que

Alberto García ReyesAlberto García ReyesArticulista de OpiniónAlberto García Reyes