Vidas ejemplares

Risitas nerviosas

Ayuso soltó tres verdades prohibidas y el podemismo se revolvía alborotado

Luis Ventoso
Actualizado:

A la izquierda española y sus «intelectuales comprometidos» cabe concederles el mérito de haber ganado el debate social y televisivo. Su forma de ver el mundo, con ínfulas de superioridad moral, ha ido copando espacios. Se percibe hasta en el léxico (véase, por ejemplo, cómo la palabra «migrantes» está desplazando a «inmigrantes»; o cómo políticos conservadores ya evitan emplear el género masculino en casos en que sería lo correcto gramaticalmente). La meta manifiesta es instaurar un pensamiento único, un consenso social «progresista», que convierte al discrepante liberal y/o conservador en un paria, un retrógrado, o como dice su latiguillo predilecto, «un facha».

La muchachada del podemismo, sin oficio y con un discurso neomarxiano light que se sopla los números y

Luis VentosoLuis VentosoDirector AdjuntoLuis Ventoso