Una raya en el agua

El reparto

Sánchez quiere un proyecto a largo plazo y le conviene instalar en él a la extrema izquierda para achicarle el campo

Ignacio Camacho
Actualizado:

El Gabinete monocolor tiene cada vez más pinta de ser el (pen)último fake de Pedro Sánchez, un hombre para el que la verdad está sobrevalorada, por decirlo de una manera suave, y en todo caso le parece contraproducente en vísperas electorales. Sólo es sincero cuando miente, que es su forma natural de conducirse y de expresarse. La realidad es que con 123 diputados no tiene modo de armar un Ejecutivo estable, y aunque compartir el poder no le gusta a nadie sólo el pacto con Podemos le garantiza la mínima consistencia para afrontar la legislatura completa que tiene por delante. Pero el partido morado no puede seguir al raso mucho más tiempo sin sufrir un serio desgaste: necesita presupuesto y

Ignacio CamachoIgnacio CamachoArticulista de OpiniónIgnacio Camacho