La renuncia de los obispos

Actualizado:

En la sección de Religión del diario ABC se publicaba el pasado sábado, 13 de enero, una amplia información y un artículo de opinión acerca de los obispos españoles que presentarán su renuncia al Papa en este año, al cumplir los 75 años de edad.

En dicha información se daban por aceptados ya por el Papa, y cito textualmente, «los ceses de monseñor Estepa y del primado de Toledo, Francisco Álvarez». A este respecto y en relación con la normativa canónica vigente sobre la jubilación de los obispos, deseo hacer las siguientes puntualizaciones:

1. El Código de Derecho Canónico, en su canon 401,1, ruega «al obispo diocesano que haya cumplido 75 años de edad... que presente la renuncia de su oficio al Romano Pontífice, el cual proveerá teniendo en cuenta todas las circunstancias».

2. En cumplimiento del citado canon, los obispos presentan su renuncia al cumplir 75 años. Tal renuncia, sin embargo, no produce efecto jurídico alguno si no es aceptada por el Papa.

El Santo Padre, ponderando las circunstancias de cada caso, puede aceptarla de inmediato o pasado un tiempo.

3. Con respecto a las renuncias de los arzobispos de Toledo y Castrense, monseñores Francisco Álvarez y José Manuel Estepa, no serán efectivas hasta que el Papa las acepte y las haga públicas, cosa que hasta el presente no ha sucedido. Otro tanto cabe decir de las renuncias que se vayan produciendo a lo largo de este año y en el futuro.

Juan José Asenjo Pelegrina,

Obispo auxiliar de Toledo,

secretario de la Conferencia Episcopal Española.

Madrid.