El contrapunto

Rendición o rendición

Todavía puede Sánchez renegar del separatismo y hacer una oferta a Ciudadanos imposible de rechazar

Isabel San Sebastián
Actualizado:

O Pedro Sánchez se rinde ante Pablo Iglesias o es éste quien se rinde ante aquél o bien vamos de nuevo a las urnas, perdemos un tiempo precioso y regresamos a un escenario de rendición inevitable. Porque rendición habrá, se ponga como se ponga el líder socialista, dado que ni en sus mejores sueños, ni siquiera en las encuestas que le cocina Tezanos, puede aspirar a obtener una mayoría absoluta. En una democracia normal, con actores razonables, no emplearíamos este lenguaje bélico para referirnos a los acuerdos entre distintas fuerzas políticas necesarios para formar un gobierno, pero dada la actitud que ha mantenido el candidato a la presidencia desde que recibió el encargo del Rey, «rendición» es la palabra adecuada.

Isabel San SebastiánIsabel San SebastiánArticulista de OpiniónIsabel San Sebastián