Horizonte

Reivindicación del bipartidismo

Pedir el voto de Vox a cambio de nada necesariamente lleva a la conclusión de que Albert Rivera se cree soñado

Ramón Pérez-Maura
Actualizado:

Recuerden aquellos comentarios tan joviales y positivos con el primer auge de Podemos y Ciudadanos. Que si la democracia era más representativa, que los españoles se sentían más identificados con sus diputados, que habíamos dejado atrás la partitocracia... La dura realidad ha resultado ser muy otra. La existencia de cinco partidos que aspiran a ser de ámbito nacional ha convertido a España en una nación casi ingobernable en la que unos y otros hacen imposible el pacto en comunidades autónomas o en el mismo Gobierno de la nación.

La actuación de Ciudadanos y Vox en los últimos días ha sido especialmente penosa. Me pregunto a qué electores puede contentar la intransigencia. El partido de Rivera se empeña en algo inédito

Ramón Pérez-MauraRamón Pérez-MauraArticulista de OpiniónRamón Pérez-Maura