Reflexión, no resignación

Actualizado:

Las vacaciones de Semana Santa van camino de dejar una cifra récord de muertos en las carreteras. La persuasión por el miedo de la última campaña de la DGT se ha tornado ineficaz para frenar la sangría que hace del tráfico una de las principales causas de mortalidad de los españoles. Es hora de abrir un debate más amplio que, tras analizar las causas de la siniestralidad, afronte de manera efectiva la senda de las soluciones. Lo probado hasta ahora no vale. Quizás sea bueno revisar desde el modo de obtención de la licencia al reciclaje de los conductores pasando por el estado de la red viaria. Y es esencial la educación desde la escuela. ¿Cómo es posible que la educación vial no sea aún obligatoria?