Recuperar la ilusión

«Somos muchos los que queremos recuperar la dignidad de un país al que respetaban en Europa y no enmendaban los presupuestos, que creaba empleo y no lo destruía, que crecía por encima de las previsiones y no reducía las mismas cada mes»

Actualizado:

El presidente del Gobierno de España más breve de nuestra democracia convocó por fin elecciones. Lo hizo, sin duda, obligado por las circunstancias, obligado por una demostración de fuerza que los partidos constitucionalistas conseguimos hacer en unos pocos días como contestación a la traición del presidente, como contestación a la entrega de las llaves de España, de nuestra democracia, de nuestro orgullo, a los independentistas aceptando la figura del relator y quedando claro que aquello que denunciamos durante muchos meses, tras la foto de Pedralbes, era tal cual y había una serie de 21 puntos de negociación entre Sánchez y los independentistas de los que no se había informado.

Y tras esa traición, España reaccionó. Fuimos varios cientos de miles