«La realidad se alcanza a través de inteligencia y fe, ciencia y revelación»

Actualizado:

BENEDICTO XVI

En la misa de Epifanía celebrada en la basílica de San Pedro, Su Santidad el Papa reafirmó ayer la necesidad de una ciencia que no sea «autosuficiente», abierta a «ulteriores revelaciones y llamadas divinas». Puso como ejemplo a los Reyes Magos, que «eran modelos de los auténticos buscadores de la verdad» y «sabios», pero que no se avergonzaron de pedir instrucciones a los jefes religiosos de Judea para llegar a Belén. «Podrían haber dicho: lo hacemos solos, no tenemos necesidad de ninguno, evitando, según nuestra mentalidad de hoy, cualquier «contaminación» -dijo-entre la ciencia y la palabra de Dios».