Ralph

Disney dibuja una geografía moral para el siglo XXI y advierte de lo inútil que es tratar de romper lo que no entendemos

Salvador Sostres
Actualizado:

«Ralph rompe Internet» es una película sobre el espíritu de superación, la grandeza del capitalismo y el heroísmo femenino de corte thatcheriano. Es otra joya de Disney para recordarnos el valor de la amistad, que la libertad es un deber y que el resentimiento jamás va a poder con el gran vigor del mundo.

Ralph, emocional y bruto, la emprende contra Internet -como los luditas de otro tiempo- porque es incapaz de adaptarse y porque tiene miedo. Su afecto por su pequeña amiga es tan intenso como poco elaborado y en nombre de su amor casi la mata.

Vanéllope es inteligente, sabe adaptarse y crecer. No busca excusas. No se queja. Sabe cómo aprovechar su fuerza y cómo disimular sus

Salvador SostresSalvador SostresArticulista de OpiniónSalvador Sostres