Rajoy, «congelado»

Actualizado:

La decisión de la Audiencia Nacional de obligar al Gobierno a resarcir económicamente a los funcionarios por la congelación salarial que les fue impuesta en 1997, cuando el hoy vicepresidente primero, Mariano Rajoy, era ministro de Administraciones Públicas, supone un serio varapalo a los objetivos presupuestarios del Ejecutivo. El revés, que los sindicatos cifran en medio billón de pesetas, puede descuadrar las cuentas del Estado de los últimos años. De «congelador» a «congelado», Rajoy no debe estar precisamente contento con el fallo de la Audiencia Nacional aunque el Gobierno anunciara anoche su intención de recurrir pese a que la sentencia diga que no cabe recurso de casación.