Tribuna abierta

Quieren que olvidemos

«Ni los locales ni los visitantes podrán hoy encontrar placas que recuerden a los asesinados por ETA en el lugar donde fueron abatidos. Lo que sí es posible es ver y encontrarse con los victimarios»

Actualizado:

El pasado 23 de enero se cumplieron 24 años del asesinato en San Sebastián, por ETA, de Gregorio Ordoñez (entonces teniente de alcalde del Ayuntamiento de esa localidad, a cuyas elecciones había concurrido en la lista del Partido Popular). Lo mataron mientras comía en el bar La Cepa, sito en la calle 31 de Agosto de la parte vieja donostiarra, en compañía de los dos secretarios del grupo del PP, María San Gil y Enrique Villar y una funcionaria del Ayuntamiento. Nadie que pasee por esa calle (ni foráneo, ni local) podrá saberlo porque no existe nada que lo recuerde.

Luego hablan de memoria y de relato pero lo cierto es que no ponen ninguna placa (o quitan la que

Carlos Fernández de CasadevanteCarlos Fernández de Casadevante