Pues no debió de ser tan «pinchazo»

Estos nueve meses de Sánchez en La Moncloa han servido para hacer de la mentira un instrumento legítimo de poder

Ramón Pérez-Maura
Actualizado:

Considerando que el Gobierno y sus círculos afines se han pasado cinco días proclamando a los cuatro vientos que la manifestación de la plaza de Colón del pasado domingo había sido un «pinchazo», habrá que reconocer que pocas veces en la historia vimos un «pinchazo» más exitoso que ese. Porque las sólo 45.000 personas que según la Delegación del Gobierno se reunieron allí para clamar pidiendo la convocatoria de elecciones fueron escuchadas por el presidente del Gobierno que los desprecia. Menos de una semana después, las elecciones tienen fecha.

El mitin de más de cuarenta minutos de duración que ofreció ayer Pedro Sánchez desde La Moncloa, con algunas preguntas, fue especialmente escandaloso. Por no hablar de la difusión de las

Ramón Pérez-MauraRamón Pérez-MauraArticulista de OpiniónRamón Pérez-Maura