Proverbios morales

Promesas

Es un error prometer a los viejos mañanas radiantes

Jon Juaristi
Actualizado:

Ante los resultados de las elecciones del 28 de abril, es lógico que los derrotados (es decir, los partidos que esperaban sacar votos suficientes para desalojar a los socialistas del Gobierno) se pregunten por las causas de su fracaso y que lo hagan también muchos de sus votantes. La más fácil y tentadora de las hipótesis consiste en atribuir a los votantes de la izquierda una condición perversa o estúpida (lo que, mutantis mutandis, hicieron los socialistas en Andalucía con los votantes de la derecha tras las últimas elecciones autonómicas). Tranquiliza mucho suponer que quien vota a tu enemigo es malo y tonto, pero eso no explica nada, porque la maldad y la estupidez están generosamente repartidas por toda la

Jon JuaristiJon JuaristiArticulista de OpiniónJon Juaristi