La primera patera del verano pasa ante el radar «ciego» del SIVE

Actualizado:

La costa de Alicante recibió ayer la primera patera del año coincidiendo con el inicio de la misión europea Frontex, que ha estrechado la vigilancia contra la inmigración ilegal en el sur de la Península. Entre sus tripulantes se encontraba una mujer, embarazada de tres meses. Como ha ocurrido en ocasiones anteriores, los radares del sistema SIVE no detectó la llegada de esta embarcación, sino que fueron vecinos de Santa Pola quienes advirtieron de su presencia a las fuerzas de seguridad. Los doce inmigrantes ilegales fueron detenidos por la Policía Local al desembarcar muy cerca del radar SIVE cuya cámara permanece averiada desde hace seis meses. Este avanzado sistema de vigilancia ha costado al Gobierno 8,3 millones de euros. _C. Valenciana