La posrevolución pendiente

«El PSOE de Zapatero y de Sánchez no ha sabido resistir la tentación izquierdista de las bases, como supieron hacerlo sus antecesores en el partido y en el Gobierno. La nueva izquierda no cree ya la posverdad de la ruptura que nunca existió. Quieren convertirla en una posrevolución pendiente. Abominan del centro»

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El paso del antiguo al nuevo régimen supuso la centralización estatal de poderes difuminados en señoríos y jurisdicciones medievales múltiples. Para Tocqueville las bases para la desaparición del Antiguo Régimen se habían sentado ya antes de la Revolución. Su aportación al estudio de las revoluciones fue, según sus comentaristas, intuir la diferencia entre el papel que realmente juegan los revolucionarios en los cambios políticos y sociales y el que ellos mismos se atribuyen, generando una injustificada fascinación en las generaciones siguientes. Esa impostura revolucionaria es un fenómeno que se repite en la historia.

Cuando nosotros transitamos a la democracia desde la dictadura, nuestro reciente ancien regime, desandamos el camino y diluimos el poder estatal entre nacionalidades y autonomías varias. Nuevos