Tribuna abierta

La política penitenciaria no puede ser moneda de cambio

«El Gobierno anda más preocupado por los derechos de los terroristas que de sus víctimas. Estas decisiones de acercar a los asesinos presos al País Vasco podrán ser legales, pero no son morales»

Maite Araluce
Actualizado:

EL pasado mes de septiembre las víctimas del terrorismo mantuvimos una reunión con el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en la que trató de tranquilizarnos a propósito de las declaraciones que el propio presidente del Gobierno había realizado asegurando que la política penitenciaria de los presos de ETA debía ser revisada. «Serán decisiones aisladas referidas a presos sin delitos de sangre y con pocos años de condena pendiente», se nos aseguró.

Ni cuatro meses han durado todas estas promesas. Ayer conocimos el acercamiento de presos de ETA a través de la prensa y no por boca del Ministerio del Interior, como hasta el momento había sucedido. Uno de estos presos responde al nombre de Sergio Polo, condenado por su participación

Maite AraluceMaite Araluce