Política líquida

Cuanto más practique su política líquida, más enemigos tendrá y mayor será su desgaste

José María Carrascal
Actualizado:

Es inútil que mis colegas se empeñen en sacar a Pedro Sánchez con qué presupuestos va a gobernar o si indultará a los líderes nacionalistas procesados. No lo conseguirán por una razón muy sencilla: ni él mismo lo sabe. Dependerá de las circunstancias. Sánchez es uno de esos individuos sin principios -oportunista, okupa, mendaz le han llamado-, que van por la vida como si el mundo y sus habitantes les perteneciesen. ¿Por qué? Pues por creerse más altos, más guapos, más listos que nadie. ¿Acaso no volvió a dirigir el PSOE tras haber sido defenestrado y alcanzó la presidencia tras perder todas las elecciones? ¿Por qué no va a seguir en ella? La inmensa mayoría de estos sujetos se estrellan

José María CarrascalJosé María CarrascalArticulista de OpiniónJosé María Carrascal