Pogromo contra el constitucionalismo

El secuestro del 8M anuncia una campaña sin escrúpulos del sanchismo

Hermann Tertsch
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La imagen de esas mujeres detrás de la pancarta es lo que quería Pedro Sánchez. Quería mucha imagen para la campaña y la tendrá. Aunque quizás no todas le sean útiles para prolongar su cabalgada sobre el tigre enloquecido. Hay imágenes que le servirán. Pero otras son un regalo para la campaña de los partidos constitucionalistas. La inmensa mayoría de las mujeres de España no se identifica con el alarde de zafiedad y mentiras, exageraciones, histeria, agresión, insulto y desprecio al prójimo. Hay imágenes nauseabundas que generarán mucho rechazo. El Día de la Mujer Trabajadora fue secuestrado de antemano por una apuesta totalitaria y su manifiesto lo dejaba claro. Hicieron bien en no ir quienes no fueron e hicieron el

Hermann TertschHermann TertschArticulista de OpiniónHermann Tertsch