EDITORIAL

Podemos: el hundimiento

Fugas con sabor a revancha, cismas, derrotas electorales, deserciones... quizás sea Iglesias quien tenga que marcharse si quiere que quede algo en pie entre los escombros de Podemos

Actualizado:

La descomposición orgánica de Podemos es un hecho. Es un hundimiento estructural en toda regla. La renuncia de Ramón Espinar, secretario general en Madrid, a todos sus cargos y a su escaño, unida a la cita que ayer mantuvieron diez líderes regionales en Toledo para cuestionar la estrategia de Pablo Iglesias e impulsar un acercamiento a Íñigo Errejón, y las crecientes críticas internas en IU por este desmembramiento de la izquierda, apuntan a una seria merma del poder del líder del partido. Por eso, abrumado por la caída de cascotes en el edificio en ruinas, Iglesias ha convocado el 2 de febrero una reunión urgente del Consejo Ciudadano Estatal, la ejecutiva de su partido, para debatir cómo reaccionan a este